10 de octubre de 2016

Historia de un verano LAD



Se que no es lo habitual volver de vacaciones en estas fechas, pero ir contra corriente es la historia de mi vida.
No es que lo haga a posta, simplemente mis circunstancias no suelen ir a la par con otras circunstancias más "normales", por así decirlo.

Pero para ser fieles a la realidad, y eso si que nos pasa a tod@s, todo no ha sido relax y vida contemplativa (que más quisiera).

 Ha habido trabajo, muchísimo. Hemos estado de obras (no se si os acordaréis de la pared de ladrillos de las que os hablé en  COMO ACTUALIZAR UNA COCINA, DE "CLÁSICO" A "NÓRDICO INDUSTRIAL"). pues bien, ya es una realidad.




Si me seguís en las redes sociales ya habréis visto alguna imagen de adelanto, ya que el proyecto aún sigue en curso. También he lacado puertas, estoy en pleno proyecto vestidor, reforma de recibidor, baño etc. Pero no me voy ha hacer de rogar y os dejaré algún pequeño adelanto también por aquí.

En un verano largo da tiempo de muchas cosas que ya os iré ampliando en posts concretos.

De momento os cuento que lo hemos pasado super bien, echandoos de menos, eso siempre. Pero para volver con fuerzas renovadas también hay que desconectar.

Así que:

Hemos jugado. Disfrutar en familia es lo más, es increible lo que pueden dar de si unos bloques de plastilina....



Hemos vivido en zona de guerra:

Literalmente, entre sacos de cemento y arena.

En la primera imagen mi adrenalina ya marcaba límites de vértico al ver mis ladrillos apararecer tras el aplacado....y mientras la mente no para de maquinar y empiezan  los "pues ya que" estamos me agencié unos antepechos de hormigón pulido que son los niños de mis ojos... pero no son los únicos.


También nos hemos relajado:

La familia al completo O_=


Llegó el momento y nos dimos un respiro:

Durante alguna semana la cocina volvió a parecer una cocina:


Mientras tanto:

Hemos cumplido años. No voy a revelar a quien pertenece la tarta... jajaja. Solo diré que la hice yo pero no para mi XD


También hemos trabajado:

Poniendo en orden algunos proyectos y preparando nuevo material para LAD:


Llegó el momento de retomar:

Y empezó la fase pintura. Un punto para quien adivinó de que color iban a ser los ladrillos. White, of course.


También llegó la hora de divertise un poco y empecé ha hacer pruebas deco. No me pude aguantar.



Evidentemente también hemos tenido horas de sol:

Aunque este año han sido muy poquitas, algo de color había que coger.


De vuelta a casa y a organizar:

Todo orden empieza siendo caos,


pero luego llega la recompensa a nuestro esfuerzo (eso si, esfuerzo gratamente sufrido. En mi tierra dicen que sarna con gusto no pica).


Y ya vamos viendo algo de luz al final del túnel.

Túnel todavía largo que espero que me acompañéis a recorrer, porque con vosotr@s es muchísimo más gratificante.

Así que después de todo esto y mucho más, que no os pongo porque si nó el post sería larguísimo y no quiero aburriros. Llegó la vuelta al cole y con ella la vuelta a la rutina.

Rutina que bienvenida sea. Ya me apetecía poner algo de orden y concierto en mi vida aunque se que me durará poco, porque aún queda bastante por hacer.

Pero ahora si, ahora ya puedo decir que queda inaugurada la nueva temporada de LAIR ART DECOR.

¿Me acompañais?

2 comentarios:

  1. ¡Cómo me gusta el nuevo aspecto de vuestra cocina! Bienvenidos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gacias Isabel, la verdad es que estoy contentísima. Un beso.

      Eliminar