26 de agosto de 2014

COCINAS DE PIEDRA ¡Y MUY NÓRDICAS!



Hoy quiero hablaros de unas cocinas que se muy bien que pueden ser amadas o repudiadas a partes iguales. Y creo fervientemente que el post de hoy os va a cambiar radicalmente la opinión sobre ellas.

Si, si, me refiero a las cocinas de obra, también conocidas como cocinas de mampostería.
¿No os lo creeis? pues mirad lo que os traigo.
Se de primera mano que cuando andamos buscando casa y nos encontramos con este tipo de cocinas de piedra en plan rústica, dan unas ganas de salir corriendo y no mirar atrás que asusta. 

Y creedme que se de lo que os hablo, porque llevo tiempo en este cometido. 

Evidentemente la primera idea que se nos cruza, es que hay que deshacerse de todo. Y al pensar en el follón de andar picando, la obra, los escombros y sobre todo el gran desembolso solo en una cocina, es normal que nos sintamos intimidad@s.

Pero os digo que eso no es así. 

Os enseñaré la manera de sacar partido a este tipo de cocinas, y que os quede un espacio precioso, envidable y con muchísimo encanto y personalidad. Tanto que ya no querréis ninguna otra.

Así que tomad buena nota.
 
1. Una buenísima idea es combinarla en blanco y negro. Estos colores le imprimirán un aire muy actual. 

2. Los toques en acero definitivamente son acierto seguro.

3. El almacenaje abierto es indispensable para no restar estilo y personalidad y aportar muchísima calidez.





 4 .Otra grán dosis de personalidad en toques industriales.


 


5. Al más puro estilo vintage. Blanca blanquísima, azulejos tipo metro y toques de color.





7. Una idea de office espectacular, donde un mueble de estilo clásico, puede convivir perfectamente con una mesa moderna, y las tan conocidas sillas de diseño modernista de Charles & Ray Eames.



7. Recursos estilísticos muy actuales, como utilizar una escalera como almaceaje, combinado con una antigua mesa tocinera, es una idea estupenda para que nuestra cocina sea muy original y única



 Via

Espero que os haya gustado, pero sobre todo que os sirva para poder sacar partido a este tipo de cocinas. Y no nos den ganas de salir corriendo en cuantdo las veamos. Lo que si creo que puedo tener meridianamente claro, es que a partir de ahora seguro que las miraréis con otros ojos.

Feliz Martes.